miércoles, 26 de agosto de 2009

Amargos recuerdos

Aquellas imágenes que ahora perciben nuestros ojos pueden desvanecerse si los cerramos, pero aquellas imágenes que, consciente o inconscientemente, guardamos no desaparecen por muy fuerte que apretemos nuestros párpados.
Ese olor fue el que despertó los recuerdos. Recuerdos dormidos de una vida que quiso olvidar. Recordó cómo aquel hombre, consciente de su inocencia, malogró y confundió los pensamientos de aquella niña que un día fue. Cómo aquel hombre la convenció de que su silencio sería la mejor opción, la única opción. Recordó cómo sus temblorosas manos la recorrieron un día tras otro. Nuevas imágenes vinieron a su mente y le hicieron derramar lágrimas de impotencia. Cómo iba a imaginar que su pasado volvería y que volvería con tanta fuerza para, una vez más, derribarla.
Mientras le bombardeaban las imágenes se dio cuenta de lo mucho que lo odiaba. Ese hombre le había destrozado irremediablemente la vida. Hacía años que había ocurrido todo aquello y lo peor ya había pasado. Creía tenerlo superado, pero ahora sabía que jamás se recuperaría. Ese abuso continuo había hecho mella en su cuerpo y en su mente, ya ni siquiera reconocía su propio reflejo. Aquel hombre con el que aún tenía que convivir le repugnaba. Cada vez que la pillaba desprevenida y conseguía de algún modo tocarla o rozarle nimiamente el mundo se le caía encima y las lágrimas acudían a sus ojos...


Y lo peor de todo es que ese hombre hoy vive feliz sin darse cuenta de que, con sus actos, ha destrozado una vida. Que cada segundo pasado, son años para aquella niña que sollozaba bajo sus abusos. Que cada roce aún le quema la piel. Y que el simple recuerdo de su olor a after shave barato aún le revuelve el estómago.


[...]


Como ella hay muchas otras chicas que han sufrido o sufren abusos que pueden ser o no sexuales. Madres, hermanas, amigas y compañeras que ocultan secretos difíciles de confiar a menos que uno esté atento y sepa escuchar. Eso os lo dejo a vosotros, porque no hay nada mejor para enfrentarse a algo así que el calor de aquellos que te quieren.

2 comentarios:

alittlepainagain dijo...

Me has asustado... Besos.TQ

*[( SäNdRâ ])* dijo...

Lo siento, Cris, no lo pretendía. Sólo quería expresar una realidad que nos rodea y que, como muchas otras, a veces no queremos ver.
bss tQm